Productor y segundo cámara de ‘Isósceles, el último escalerero‘. Un corto en formato de falso documental escrito y dirigido por Carlos Cazurro como parte de una campaña viral para promocionar Tiedra (Valladolid) y para poner en valor los oficios tradicionales que se están perdiendo con el éxodo rural y las nuevas tecnologías.